Cargando contenido

Televisión


Un presentador francés se hace pasar por bisexual para humillar a los gays en directo en televisión2017
23
May

Un presentador francés se hace pasar por bisexual para humillar a los gays en directo en televisión

Cyril Hanouna es el presentador de un programa del canal C8, «Touceh pas à mon poste», en el que se hace pasar por bisexual en el perfil de una aplicación de citas para gays con el propósito de reírse y humillar a quienes se interesan por su perfil.

Por Luis M. Álvarez


¡Compártelo!




Cuando parece que las redes sociales se han convertido en los últimos años en el campo fértil para dar rienda suelta al fascismo, la homofobia, la xenofobia y el troleo más salvaje en aras de la libertad de expresión, llega un presentador francés, Cyril Hanouna, y en un único programa consigue el récord de quejas del público ante la autoridad de radiodifusión, que los patrocinadores se retiren de su programa y que hasta sus propios colegas se vuelvan en su contra con una broma homofóbica en un programa en directo el emitido el pasado jueves, 18 de mayo.

La «broma» en cuestión comienza cuando Hanouna abre un perfil en una aplicación de citas gay presentándose como «Jean-José, muy deportivo y con buena planta (...) ¡Me encanta que me insulten!», subiendo una fotografía de un torso escultural sin cabeza. El guion de su programa, Touche pas à mon poste (No toques mi puesto, en español), emitido por el canal C8, consiste en esperar las llamadas telefónicas que recibe de los que se interesan por el perfil a los que insta a llamar a la hora en la que se emite el programa. Los momentos más hilarantes para el público se producen cuando el «humorista» trata de que sacar los nombres reales de las personas que llaman o que le confiesen sus fantasías sexuales sin saber que están hablando ante una audiencia de un 1,7 millones de espectadores. Todo esto con una actitud exageradamente afeminada, soltando pluma y ridiculizando al colectivo LGBT, lo que se puede comprobar en el vídeo sin siquiera saber francés.

Pero tras las risas llegan las reacciones, las quejas y los lamentos. La Asociación de periodistas LGBT (AJL por sus siglas en francés: Association des journalistes lesbiennes, gays, bis·e·s et trans), está considerando demandar al presentador, mientras que SOS Homophobie ya la ha presentado, calificando su presidente, Joël Deumier, de «escandalosa, vergonzosa y homofóbica» la actuación de Hanouna. «Hanouna es un productor de homofobia, la CSA es cómplice», dice una pintada que un grupo de algo más de una docena de activistas ha dejado en la fachada de la sede del Conseil Superieur de l'Audiovisuel (CSA por sus siglas en francés), la autoridad francesa de radiodifusión, que está considerando las medidas a tomar contra el actor. «¿Cuándo va a hacer algo la CSA?», pregunta Florian Philippot, líder del Frente Nacional y uno de los pocos políticos abiertamente homosexuales del partido de extrema derecha.



No es la primera vez que Hanouna es el centro de la polémica ni que se le acusa de homofóbico después de que la CSA recibiera un total de 36.000 quejas el año pasado, que contrastan con las 20.000 que han recibido sólo por este programa, y de que recurriera a la homosexualidad de una manera despectiva en 42 ocasiones sólo en 20 programas emitidos en noviembre, lo que lleva a a la AJL a afirmar en diciembre de 2016 que está «obsesionado con la homosexualidad». Entre los patrocinadores que ya han retirado su apoyo al programa está Chanel, Bosch y Disneyland París, declarando estos últimos que lo que se ha mostrado en el programa es «lo opuesto a nuestros valores».

No está claro si es porque se le ha bajado el calentón o por la debacle que amenaza su carrera, pero Cyril Hanouna ha admitido este lunes haber cometido un «error» con su actuación, alegando que es él quien ha sido víctima de un «frenesí mediático», pero claro, lo dice después de que al día siguiente de la emisión del programa, cuando todavía no debía haberse percatado de la magnitud de sus actos, que se había «reído sacando pluma a su personaje», para declarar posteriormente, contradiciendo a la opinión de la AJL que «la homofobia es contra lo que he estado luchando durante años, igual que la xenofobia, el racismo y la misoginia, y me pone realmente triste que hoy me llamen homofóbico».

Nicolas Noguier, de Le refuge, un grupo de ayuda a jóvenes víctimas de homofobia, que han tenido que proporcionar ayuda psicológica a una de las víctimas de la «broma» de Hanouna que ha dado rienda a sus fantasías sexuales en directo, que ahora se siente totalmente aterrorizado con el simple hecho de que sus amigos o familiares le reconozcan. Tampoco Max Emerson, youtuber y modelo al que Hanouna cogió «prestada» una fotografía para utilizarla como reclamo está muy contento con el uso que se le ha dado a su imagen sin siquiera pedirle permiso.



Fotos

¿Te ha resultado interesante?

Los documentos que marques como interesantes quedarán guardados en tus Favoritos. ¡No te pierdas lo que más te interesa y tenlo siempre a mano!


2
 
0

Tu opinión importa

Escribe tu opinión y compártela con los demás.


Me da mucha tristeta que aun exitan personas que expongan este contenido y alegen que no son homofobos y digan, discriminen y sobajen a personas que solo buscan amor y aceptacion de otra persona, asi mismo que digan que la comunidad gay sea la que cause daño si claramente vemos que existe homofobia por que personas como el no tienen conciencia de lo que hacen y cuando ya siente que la soga esta serga del cuello dicen a perdon yo no sabia como si con solo disculparce o decir cualquier cosa piensan que lo que hicieron se remediara pero para que enojarme mas ellos nunca cambiaran su postura pero la nueva generacion puede que si asi que hay que seguir luchando y seguir estan orgullosos de como somos y de las personas que nos gustan defender lo nuestro y apoyarnos entre nosotros mismos:D
Por quen_stefy23 - 17/07/2017 2:20


Escribe tu opinión

Para poder comentar este artículo tienes que identificarte como usuario del portal. Si aún no estás registrado puedes crear tu cuenta gratis en menos de un minuto.